Descripción:

El colágeno es un ingrediente fundamental para aportar tersura y firmeza a la piel.


Beneficios:

Se utiliza para conseguir unos efectos inmediatos y duraderos para rejuvenecer la piel, aportando hidratación y reforzando los tejidos. El colágeno ayuda a minimizar los efectos que los gestos producen en el rostro. Su acción hidratante excepcional suaviza y alisa la piel de forma muy eficaz con resultados sorprendentes. Eso sí, tienes que ser constante en su uso e intentar utilizar un producto indicado a tu tipo de piel: grasa, seca, mixta o sensible.


Aplicación:

Limpiamos la cara, cuello y escote y tonificamos con tónico Aloe Vera. A continuación realizamos un Peeling sobre la zona a tratar. Con la piel seca aplicamos una ampolla Vitamina C, una vez penetre en la piel se realiza un masaje remodelante. Concluimos el masaje y aplicamos una mascarilla para pieles desvitalizadas que dejamos reposar entre 15 y 20 minutos. Finalizamos el tratamiento con la crema Vitamina C.